Biopsia renal

Durante una biopsia de riñón, también llamada biopsia renal, el médico extrae una pequeña muestra de tejido del riñón para examinarlo bajo un microscopio en busca de signos de daño o enfermedad.

Su médico puede recomendarle una biopsia renal para el diagnóstico de sospecha de un problema renal, determinar la gravedad de la enfermedad del riñón o controlar el tratamiento de la enfermedad renal. Usted también puede necesitar una biopsia renal si usted ha tenido un trasplante de riñón que no funciona correctamente.

Muy a menudo, el médico realiza una biopsia renal mediante la inserción de una aguja fina a través de la piel – un procedimiento conocido como biopsia renal percutánea. Un dispositivo de formación de imágenes ayuda al médico a guiar la aguja en el riñón para extraer el tejido.

Busca en Biopsia.net